¿Qué es?

Las unidades de recuperación funcional son unidades especializadas destinada a personas que se encuentran en fase de recuperación de un problema de salud o que tienen una pérdida de autonomía potencialmente recuperable.

Incluyen apoyos asistenciales, vigilancia y control de la salud, así como planes de trabajo focalizados en la recuperación de la máxima autonomía funcional anterior al problema de salud.

¿A quién está dirigido?

Son 4 los perfiles de pacientes susceptibles de ingresar en las URF según la circunstancia que haya desencadenado la pérdida de autonomía potencialmente recuperable:


Ortogeriatría

  •  Fracturas de cadera, vértebras, hombro, etc.

Neurorehabilitación

  •  Accidentes cerebro vasculares (ictus)

Convalecencias

  • Prevención o mejora de la pérdida de capacidad funcional tras largas estancias hospitalarias o en el hogar.

Cuidados al final de la vida

  • Cuidados integrales para pacientes en situación de expectativa de vida limitada

¿QUÉ INCLUYE?

  • Seguimiento médico personalizado
  • Médico especialista en Geriatría
  • Servicio de enfermería 24 horas
  • Servicio de fisioterapia y rehabilitación
  • Apoyo profesional en las actividades de la vida diaria
  • Valoración Geriátrica Integral
  • Valoración dietética y seguimiento nutricional
  • Atención psicológica individualizada
  • Logopedia