ROBOT DA VINCI

Consiste en una plataforma robótica capaz de realizar cirugías complejas y muy delicadas con una mínima invasión del cuerpo humano y una mayor precisión.


El robot quirúrgico Da Vinci ha sido diseñado para hacer más precisa la cirugía laparoscópica y permite a los cirujanos tanto realizar una cirugía abierta tradicional como la laparoscopia convencional.

¿PARA QUÉ INTERVENCIONES SE PUEDE UTILIZAR?

La cirugía robótica Da Vinci se aplica de un modo multidisciplinar a diversas afecciones:

  • Cirugía urológica: Prostatectomía radical, nefrectomía parcial, reimplantación ureteral, pieloplastia, reversión de la vasectomía, trasplante de riñón.
  • Cirugía ginecológica: Histerectomía, reconstrucciones tubáricas, miomectomías, tumores de útero y contra los problemas de suelo pélvico en mujeres.
  • Cirugías complejas: mediante una única microincisión (puerto único).
  • Cirugía de vasos linfáticos.
  • Cirugía del aparato digestivo.
  • Cirugía General: Cirugía de colon y recto, cirugía bariátrica, hepato-bilio-pancreática, cirugías del tercio inferior de esófago.
  • Cirugía Cardiotorácica: Bypass aortocoronario, reparación mitral, comunicación interauricular, reparación válvula tricúspide, cirugías de mediastino y pulmón.
  • Otorrinolaringología: Cirugía del síndrome de apnea obstructiva del sueño, tiroidectomia y paratiroidectomía transaxilar, extracción de tumores.

BENEFICIOS DE LAS INTERVENCIONES CON ROBOT DA VINCI:

  • Los resultados clínicos obtenidos habitualmente son mejores.
  • Menor dolor respecto a la cirugía tradicional.
  • Menor número de cicatrices y de menor tamaño al permitir realizar la cirugía por un solo orificio (puerto único).
  • Recuperación más rápida respecto a la cirugía tradicional.
  • Retorno en plazos más cortos a las actividades diarias normales.
  • Menor pérdida de sangre.
  • Menos fibrosis.
  • Mejora de los procedimientos de sutura, anudado y reconstrucción.
  • Permite realizar suturas entre vasos sanguíneos
  • Magnificación (microscopio) y precisión.
  • Al distinguir mediante fluorescencia lo que se debe extirpar de lo que es necesario conservar, se consigue extirpar un tumor renal preservando al máximo la unidad renal y su correspondiente funcionamiento.
  • En la Cirugía de vasos linfáticos, la identificación de los ganglios linfáticos y su localización garantiza una extracción más extensa y segura.